25 de julio: Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

El Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, también se conoce como Día de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora.

Esta fecha está íntimamente relacionada con el Día Internacional de la Mujer, al ser una oportunidad más de reivindicar los derechos y la dignidad de la mujer en general.

¿Por qué se celebra el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente?

La fecha fue elegida para conmemorar el primer congreso en el que se reunieron más de 400 mujeres latinoamericanas y del Caribe, en 1992 en la República Dominicana. En este congreso se trataron temas relacionados con el sexismo, discriminación racial, pobreza, migración y violencia.

En este encuentro surgió la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora, un espacio para luchar por la dignidad y los derechos de las mujeres negras en su calidad de ciudadanas plenas.

Problemas a los que se enfrentan las mujeres afrodescendientes

En la actualidad aún persisten prácticas discriminatorias hacia estas mujeres, miradas que las estigmatizan. El estereotipo más común es el de la mujer hipersexualizada como objeto, a la que se ve como un objeto de deseo sin voluntad propia que la denigra y la hace mucho más vulnerable.

Solo en América Latina y El Caribe hay alrededor de 200 millones de personas afrodescendientes: un 30% de la población. Y aún se enfrentan a formas múltiples de discriminación y racismo, sobre todo las mujeres.

Objetivos del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

  • Enfrentar el racismo y el sexismo que aboca a las mujeres afro a situaciones de pobreza y marginalidad.
  • Combatir los estereotipos y los prejuicios que pesan sobre las mujeres negras.
  • Promover la participación de las mujeres afrodescendientes en la vida pública y en la toma de decisiones en distintos ámbitos de la comunidad.
  • Demandar a los países el impulso de políticas a favor de la integración de este colectivo.

¿Qué puedes hacer para celebrar el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente?

Tanto si eres afrodescendiente como si no, puedes apoyar esta causa uniéndote a las campañas que cada año se lanzan por parte de las organizaciones y asociaciones que abogan la causa, como la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora.

Fuente: https://www.diainternacionalde.com/

La discriminación del cabello afro sigue existiendo

Aunque existen leyes establecidas para proteger contra la discriminación por motivos raciales en en casi todos los países europeos, la discriminación del cabello afro sigue siendo una de las formas en que las mujeres negras siguen sufriendo prejuicios. Sin embargo, a menudo no se tiene en cuenta y se considera un factor sin importancia, o de baja prioridad en el mar de prejuicios y racismo manifiesto. Se ha permitido que la discriminación por el cabello exista como una forma de sesgo encubierto durante demasiado tiempo y puede tener consecuencias catastróficas. No sólo afecta a la forma en que las personas conectan con su identidad y su herencia, sino que también afecta a su bienestar, a su salud mental, a su rendimiento en el trabajo y a sus perspectivas profesionales, además de contribuir negativamente a la influencia social y económica de la comunidad negra.

De hecho, un estudio realizado por Dove revela que el 37% de los adultos negros han sufrido discriminación capilar en el trabajo, el 25% de los adultos negros han sido enviados a casa o se han enfrentado a medidas disciplinarias por llevar el pelo al natural o con un estilo propio, y el 58% de los adultos negros del Reino Unido afirman que la discriminación capilar ha afectado a su capacidad para progresar en el trabajo. Los casos de exclusión escolar de niños basados en la discriminación capilar, la creciente disparidad entre la ley y la política de uniformes/apariencia escolar, las políticas laborales y la práctica hacia el cabello afro demuestran que la legislación actual es inadecuada cuando se trata de esta forma de discriminación, y no solo hablamos del país anglosajón, que por otro lado es de los primeros en intentar implementar normas al respecto.

L’myah Sherae, fundadora del Grupo Parlamentario de Todos los Partidos para la Igualdad Racial en la Educación, ha liderado la conversación, tras comenzar a trabajar en pro de un cambio positivo, creando directrices específicas libres de ambigüedad junto a Enact Equality y a la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos para lanzar una encuesta, con el apoyo de GLAMOUR y de otras marcas sobre el tema: «La discriminación del cabello afro es racismo, y la discriminación basada en la textura del cabello es ilegal. Animamos a todas las comunidades negras y a los padres de niños con pelo afro a que participen en nuestro ejercicio de análisis nacional y compartan sus experiencias. Todas las respuestas que recibamos se compartirán con los responsables políticos y se utilizarán para informar directamente sobre la creación de nuevos recursos y orientaciones a nivel nacional. Esperamos que esto transforme las escuelas de Inglaterra, Escocia y Gales».

Fuente: http://www.glamour.es

Poblaciones afrodescendientes son invisibles para la institucionalidad en Colombia, según denuncia ante la CIDH

Hace pocos días, la CIDH escuchó a los grupos y organizaciones afros del país, como lo son Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas (CNOA), la Corporación Afrocolombiana Hileros-Proceso de Comunidades Negras, PCN, la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados, Afrodes, y Ilex, quienes expusieron la “invisibilidad” de la comunidad, luego de que –en el último censo de 2018- solo se contabilizaron 2.982.224 personasen vez de 4.671.160 de esta comunidad, entre los que están raizales, palenqueras y personas negras, es decir, un treinta porciento menos de esta comunidad.

Lo anterior, según estas comunidades, viola los diferentes derechos humanos, como lo son el de la información economía, sociales, culturales, además del más importante, el derecho a la igualdad y diversidad étnica y cultural en Colombia.

“(…) quién cuenta como ciudadano para el Estado. Al parecer, la población afrocolombiana no, y es supremamente grave que en pleno siglo veintiuno estemos discutiendo que necesitamos aparecer de una manera veraz y confiable en las estadísticas públicas”, señaló Daniel Gómez Mazo, miembro fundador de Ilex.

Y añadió “Si no tenemos datos, cómo vamos a atender las brechas sociales tan graves que experimenta la población afrodescendiente”, evidenciando la inconformidad con el censo del DANE del 2018.

Gómez Mazo explicó que influyó mucho en el resultado las pocas visitas que hizo el DANE a zonas históricas donde predominan las comunidades afrodescendientes en zonas rurales, y que no se hicieron preguntas de autorreconocimiento étnico.

El DANE, en cabeza de Juan Daniel Oviedo, reconoció su error y afirmó que hubo una omisión en el censo del 2018 que llevo a contabilizar a menos personas de esta comunidad, pero destacó que la cifra se reajustó gracias a otros estudios, como lo son la Encuesta Nacional de Calidad de Vida (ENCV) y un ejercicio de “machine learning” para estimar el total de personas que no se contabilizaron, según su ubicación geográfica.

“Los modelos teóricos nos permiten decir que si esas personas, de quienes tenemos nombres y apellidos, así como ubicación, se llaman de cierta manera y están en las zonas de mayor prevalencia étnica afro, tenían alta probabilidad de reconocerse como afrocolombianos; entonces hicimos un modelo de machine learning y logramos recuperar una gran cantidad de datos étnicos porque además fue posible establecer por manzanas en cada municipio en dónde estuvo la omisión y, con la georreferenciación y los demás datos, estimar la cifra municipal”, explicó el director del Dane.

Oviedo señaló que hay en marcha correctivos en la entidad para mitigar el riesgo de que suceda lo mismo en próximos censos poblacionales, sobre todo en el apartado étnico y así seguir produciendo estadísticas relacionadas con la comunidad afrodescendiente en Colombia.

Juan Daniel Oviedo afirmó que también hubo problemas en ese entonces de seguridad en varias zonas que influyeron a cuantas personas se podía censar y negativas a realizar este estudio como lo son en sitios como Tumaco, Quibdó, Barranquilla, Cali y Policarpa.

“Nosotros lo que les estamos diciendo a las comunidades negras es que hay diferentes formas de resolver el problema del volumen, pero el problema de las inequidades sociales y económicas ya está mapeado desde hace tiempo, por eso no sería del todo cierto decir que no pueden hacerse políticas públicas porque el censo está mal hecho”, dijo Oviedo .

Aunque la CIDH no tiene un orden jurídico, las comunidades esperan que el Estado colombiano atienda las observaciones que especifique la Corte.

Fuente: Infobae

Julio es el mes de la Afrodescendencia en Uruguay

Desde el año 2015, se celebra en Uruguay el mes de la Afrodescendencia.

En tal sentido, el marco normativo nacional vigente (ley 19122) tiene como fin favorecer la participación en las áreas educativa y laboral de los afrodescendientes. Se destaca el compromiso de continuar avanzando en la inclusión de todas las personas aportando desde la formación y capacitación para el empleo y la educación a lo largo de la vida para que nadie quede atrás.

Adoptando la definición del Decenio Internacional de los Afrodescendientes de Naciones Unidas (2015-2024), nuestro país adhiere al Reconocimiento, Justicia y Reparación de esta población vulnerada históricamente.

En 2021 se conmemoró el vigésimo aniversario del compromiso asumido en la «III Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia de Durban.

La Cancillería, a través de la Unidad Étnico Racial —creada por Decreto N.º 234/012—, tiene como cometido asesorar en política exterior con el objetivo de ubicar en el plano internacional el tema étnico-racial de manera interseccional. Asimismo, desarrolla acciones para asegurar la participación de la sociedad civil en diversos foros a nivel regional e internacional.

La calidad de mecanismo de promoción de la equidad racial dentro del Poder Ejecutivo la faculta a articular con diversos organismos estatales de manera bilateral y en siguientes ámbitos como el Consejo Nacional de Equidad Racial y Afrodescendencia, la Comisión Honoraria contra el Racismo, la Xenofobia y toda otra forma de Discriminación y la Comisión Interministerial de Tango y Candombe.

Posicionar el tema afrodescendencia dentro de la agenda política; visibilizar acciones en los diferentes organismos públicos y privados dirigidas a erradicar el racismo; visibilizar el aporte de la sociedad civil y promover instancias de reflexión, debate y rendición de cuentas son los objetivos del mes.

Uruguay reafirma como pilar de su política exterior, su compromiso activo en la lucha contra el racismo, la discriminación racial y formas conexas de intolerancia, así como contra cualquier tipo de hostilidad y prejuicio hacia la colectividad afrodescendiente.

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay

La Cámara de Representantes de EE UU aprobó un proyecto que prohíbe discriminar el pelo afro

En la conquista de derechos civiles por parte de la comunidad negra de Estados Unidos todavía queda camino por recorrer. Recientemente, la Cámara de Representantes aprobó la norma que prohibirá cualquier discriminación basada en el pelo de una persona. Si se es afroamericano se enfrenta un dilema que no viven otras etnias: dejar crecer el pelo natural o someterlo a productos químicos para que “el pelo malo” se transforme en “pelo bueno”. La ley Crown (Create a Respectful and Open Workplace for Natural Hair) pretende generar un lugar de trabajo respetuoso y abierto para el cabello natural al prohibir “la discriminación basada en el tipo de peinado o la textura de pelo de un individuo”. La ley marcha ahora hacia el Senado. Su aprobación en la Cámara se hizo de forma partidista, 235 votos demócratas a favor y 189 republicanos en contra.

Algunos Estados como California, Colorado, Nueva York y Nueva Jersey ya habían adoptado la legislación Crown y en más de una veintena hay proyectos de ley para sancionar la discriminación por el pelo afro en sus respectivos Congresos estatales. Presentada por la congresista demócrata de Nueva Jersey Bonnie Watson Coleman, la norma declara que “de forma rutinaria, los afroamericanos se ven privados de oportunidades educativas y laborales por llevar el cabello de forma natural o recogido de diversas maneras, ya sean trenzas o rastas”.

“Hoy estamos aquí, aunque mis colegas del otro lado de la bancada no lo reconozcan, defendiendo a personas discriminadas, como niños en la escuela, como adultos que intentan conseguir un trabajo, personas que buscan conseguir una vivienda, personas que simplemente quieren acceder a viviendas protegidas y ser beneficiarios de programas financiados por el gobierno federal”, dijo Watson en declaraciones en la Cámara este viernes por la mañana. “¿Y por qué se les niegan estas oportunidades?”, se ha preguntado retóricamente la congresista. “Porque hay personas en esta sociedad que toman decisiones que piensan que porque tu cabello sea rizado, o esté trenzado, o hecho nudos o no sea ni lacio ni rubio, ni castaño claro, de alguna manera no eres digno de acceder a todo eso (…)Eso es discriminación”, concluyó.

Por décadas, los tribunales de EE UU han recibido demandas de afroamericanos que fueron despedidos de sus trabajos por llevar el pelo al natural, sin domar. En 2010, Chastity Jones, afroamericana de Alabama, recibió una oferta para trabajar en el servicio al cliente de la empresa Catastrophe Management Solutions. Sin embargo, el requisito era que se cortara las rastas porque “tendían a desordenarse”. La Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo presentó una demanda en nombre de Jones en 2013 y perdió. En 2016, un Tribunal de Apelaciones confirmó el fallo y desestimó el caso. El Tribunal Supremo no quiso escucharlo. Jones se negaba a cambiar su peinado porque es una expresión de su “herencia, cultura y orgullo racial”, como lo describió otra demandante, que fue despedida por no destrenzar su cabello.

“No hay ninguna razón lógica por la que alguien deba ser discriminado en ningún nivel debido a la textura o el estilo de su cabello”, puntualizó Watson Coleman, quien sin nombrarlo hizo alusión a Andrew Johnson, un luchador negro del equipo universitario de Nueva Jersey con rastas que se vio obligado en 2018 a tomar una dura decisión: cortarse el cabello o dar por perdido el combate.

“Este proyecto de ley es de vital importancia”, prosiguió Watson. “Es importante para las niñas y los niños pequeños que tienen que cortarse el cabello en medio de un combate de lucha libre frente a todos porque un árbitro blanco dice que su cabello es inapropiado para participar en la pelea”. Antes de que se pasase a la votación, varios legisladores afroamericanos dieron testimonio de haber sido discriminados por su cabello. Gwen Moore, demócrata de Wisconsin, dijo que alguien comentó a un antiguo empleador suyo que era “una vergüenza” la forma en la que lucía su pelo.

Fuente: elpais.com

7 libros escritos por mujeres afro que te gustará leer

Aunque han sido invisibilizadas en el mundo literario debido a prejuicios históricos todavía no superados, su voz y sus historias siempre han estado ahí escritas. Estos seis títulos de ayer y de hoy son imprescindibles.

Durante miles de años las comunidades negras de todos los rincones del mundo han sido menospreciadas y violentadas. Nuestros discursos y luchas han sido apartadas y condenadas al ostracismo. La narrativa eurocéntrica se ha encargado desde tiempos remotos de ridiculizar y minimizar nuestras necesidades, así como de hacer juicios sobre nosotros de los que hemos tenido que sanarnos continuamente, pues afectaban nuestra psique y nuestra estabilidad mental y emocional. Innumerables veces nos hemos sentido menos válidos, comprendidos y queridos.

Hemos sentido que todo lo que teníamos que contar nunca era lo suficientemente interesante para los demás. Relegados a un segundo plano, en las aulas nunca se ha impartido historia negra, no se nos ha hablado de la conexión entre África y Europa, y mucho menos, nos han contado la fascinante vida de figuras africanas tan relevantes para la literatura y cultura española como Juan Latino (un hombre etíope esclavizado en España reconvertido en poeta y profesor universitario en el siglo XVI) o Sor Teresa de Chicaba (una princesa ghanesa convertida en esclava y más tarde en monja en el siglo XVII, fue la primera mujer africana negra literata de la que se tiene constancia en lengua castellana).

Además, hemos tenido que soportar siempre cómo se han cuestionado nuestras capacidades y dones, hasta el punto de preguntarnos si somos buenos para algo y desarrollando así, de forma casi crónica, el llamado síndrome del/a impostor/a. Si bien es cierto que este rechazo y negación hacia la comunidad negra ha afectado a todos, la mujer negra es la que ha pagado el precio más alto históricamente y la que más ha tenido que acarrear con las consecuencias de este cuestionamiento puesto que se la ha atacado y minimizado por dos transversalidades a la vez; la de ser mujer y la de ser negra.

Este reclamo de un puesto en la mesa no es algo nuevo. La noción de que las luchas son recientes es falsa y no hacen ningún honor a las personas que nos precedieron. Lo que es cierto es que el hastío y cansancio a no tener nunca protagonismo ha hecho que la paciencia se nos termine y esto nos ha dado la seguridad de confiar que nuestras historias y discursos son importantes llegue a quien llegue.

Hay numerosas escritoras afro que han aportado sus conocimientos a la lucha a través de sus pensamientos, imaginación o experiencias personales, desde personajes y líderes sociales como Angela Y. Davis, Maya Angelou o Alice Walker hasta escritoras recientes contemporáneas como Emma Dabiri, Chimamanda Ngozi Adichie o Zadi Smith. Por eso compartimos siete libros de autoras afro imprescindibles de leer para entender los tiempos en los que vivimos.

‘El feminismo es para todo el mundo’, de Bell Hooks

Bell Hooks es una de las figuras más relevantes del feminismo negro y de las luchas sociales de la comunidad negra.  Su trabajo se ha centrado en la  interseccionalidad entre raza, clase y género, y lo que ella describe como su capacidad para producir y perpetuar sistemas de opresión y dominación de clase.

En sus ensayos se ha centrado en el papel de un feminismo inclusivo y transversal para empoderar tanto a mujeres como a hombres. Propone una reestructuración del movimiento feminista justamente porque las mujeres racializadas están en constante desvetaja en comparación con las mujeres blancas, quiere mostrar estas desventajas históricas y estructurales y, además, propone la inclusión rotunda del hombre en el movimiento para así crear un cambio real. ‘El feminismo es para todo el mundo’ (Traficantes de sueños), es un imprescindible para entender realmente qué es el feminiso negro y la importancia de comulgar con un feminismo interseccional.

‘Canciones desde el fin del mundo’, de Yuliana Ortíz Ruano

Yuliana es una poeta afroecuatoriana. Sus letras son crudas y desgarradoras a veces, otras tristes y quebradizas pero como contraposición a cada tipo de sentimiento y sensación que el lector pueda tener regala siempre entereza, ganas de seguir siendo pese a todo.

Su poemario ‘Canciones desde el fin del mundo’ (Libero) invita a un viaje eterno donde se desgranan vivencias y cantos varios. 

El libro es una reescritura de varios mitos del naufragio negro en comparación con mitos existentes nórdicos. De alguna manera es un afán de comparar y ver similitud en lo a priori incomparable. Este es un proyecto técnico que toca diversas opacidades y problemáticas íntimas y personales como el abuso, el incesto o la imposibilidad de crear una cohesión con la familia. Puedes leer algunos de sus cantos en #VEINDIGITAL

‘Dientes blancos’, Zadie Smith

Zadie Smith es una escritora y ensayista afroinglesa. De ascendencia jamaicana e inglesa, creció en un barrio multicultural al norte de Londres, lo que influenció sumamente en las temáticas de sus escritos y el estilo. Su libro ‘Dientes blancos’ (Salamandra) toca temas de relevancia social como el multiculturalismo y la tolerancia hacia las mal llamadas minorías étnicas tratados desde un punto de vista social. Relata la relación de dos amigos, uno de origen inglés y otro de origen bengalí, que se conocen en plena Segunda Guerra Mundial y se vuelven a reencontrar treinta años más tarde ya casados y con hijos, con los que mantienen una relación bastante compleja.  Con una mezcla de ironía extravagante y humor corrosivo, y una mezcla de personajes y situaciones que mantienen en vilo al lector hasta el final.

‘Metamba Miago. Relatos y saberes de mujeres afroespañolas ’, de Deborah Ekoka

‘Metamba Miago. Relatos y saberes de mujeres afroespañolas’ (Autoeditado) es un compendio de catorce historias, catorce mujeres que cuentan sus experiencias y vivencias como mujeres negras nacidas y/o criadas en España. En el libro escrito y editado por Deborah Ekoka, afroespañola de origen guineano, se puede observar cómo, aunque cada historia es distinta, todas tienen matices muy parecidos y transversalidades idénticas. 

Son historias de dolor, racismo y rechazo pero también de mucha resiliencia, fuerza y esperanza frente a los obstáculos de una sociedad, la española, que no las reconoce como suyas. Definitivamente quien se quiera acercar a la realidad de lo que vivimos muchas mujeres negras que hemos crecido en España, este libro es muy importante.

‘Entre nosotras’, de Aude Lorde

Audre Lorde es una de las figuras más importantes de la literatura negra del siglo XX. Escritora, pensadora, feminista y activista, Lorde dedicó toda su vida a la lucha contra las injusticias y se posicionó fuertemente contra el racismo, la homofobia, el racismo y el sexismo.

‘Entre nosotras’ (Visor) es un compendio de poemas subversivos y combativos desde donde batalla y se posiciona como la guerrera y librepensadora que siempre fue. 

‘El origen de los otros’, de Toni Morrison

Toni Morrison, Premio Nobel de Literatura, fue una aclamada escritora, ensayista y profesora de universidad. En sus novelas es reconocida por tratar siempre temas que afectan directamente a la comunidad afroamericana del momento como el racismo, la segregación, la falta de identificación con la población blanca o la importancia de trabajar en el autoestima de la población negra.

‘El origen de los otros’ (Lumen) es un conjunto de ensayos en los que divaga sobre la vida y la identidad racial. En los textos se pregunta cuestiones tan relevantes como por qué la raza sigue siendo un tema tan importante, por qué es necesaria desde un punto de vista social y político la existencia de “Los Otros”. 

‘Ser mujer negra en España’, de Desirée Bela

Desirée Bela es una escritora, activista y bloguera afroespañola. Empezó haciendo creación de contenidos en YouTube para la comunidad afro, en especial para las mujeres; cuidado del cabello afro y sus diferentes peinados, así como también del maquillaje para pieles negras. Esto paulatinamente la llevó a ser bastante reconocida dentro y fuera de la comunidad afro en España y le abrió las puertas al extenso mundo del activismo y el antirracismo.

Considera que su libro, ‘Ser mujer negra en España’ (Ediciones B),  tiene una doble intención; que las mujeres negras se sientan reflejadas, pues aunque cuente su historia sabe que muchas se pueden sentir identificadas por la similitud en sus experiencias. Para Desirée es importante que se lean libros como el suyo puesto que tenemos que contar y leer nuestras propias historias, además es algo que en España todavía no se hablaba puesto que siempre se considera que ciertas cuestiones como las injusticias raciales solo ocurrían en Estados Unidos. Es por eso de hecho que el libro también va abiertamente dirigido a personas blancas puesto que todavía hay una falta de comprensión sobre lo que pasa sobre estos temas en España y cómo afecta a las personas no blancas.

Fuente: Vein.es

Durban o la lucha contra el racismo, el odio y la discriminación en Costa Rica

Una investigación pionera de las Naciones Unidas, basada en el uso de la inteligencia artificial, identificó en el último año más de 500.000 conversaciones que contenían expresiones de odio y discriminación en las redes sociales en el país. Una ejemplo de por qué la Declaración de Durban, que lucha contra el racismo en el mundo, sigue vigente 20 años después de su aprobación.

“Era igual que todos los demás, pero los demás eran los que me hacían sentir diferente”, comenta Scarleth, una persona invidente que, como Dante, Leonela o Victoria, han sufrido la discriminación o el racismo en Costa Rica por su discapacidad, color de piel u orientación sexual a través de comentarios, expresiones u otros mensajes.

Es precisamente a este tipo de discurso al que se refería la histórica Declaración de Durban, firmada en 2001, cuando proponía una respuesta coordinada “al fenómeno, en rápida evolución, de la difusión de mensajes de odio y material racista mediante las tecnologías de la información y las comunicaciones”.

Los discursos que incitan al odio se definen como cualquier tipo de comunicación: verbal, escrita, conductas o imágenes que atacan o usan lenguaje ofensivo y discriminatorio en contra de una persona o un grupo por su nacionalidad, etnia, género, orientación sexual, lugar de origen, creencias o cualquier otra característica que constituye su identidad.

El propio Secretario General de la ONU Antonio Guterres, ha indicado que tales expresiones en sí mismas son “un ataque a la tolerancia, la inclusión, la diversidad y la esencia misma de nuestras normas y principios de derechos humanos”.

También ha asegurado que socavan “la cohesión social, erosionan los valores compartidos y pueden sentar las bases de la violencia, haciendo retroceder la paz, la estabilidad, el desarrollo sostenible y el cumplimiento universal de los derechos humanos”.

Y es en este contexto en el que las Naciones Unidas y Costa Rica se han aliado, convirtiendo al país centroamericano en el primero del continente en impulsar un plan de acción para estudiar, prevenir y actuar contra los discursos de odio y discriminación.

Inteligencia artificial y discursos de odio

¿Pero por qué prevenir los discursos de odio en Costa Rica? ¿Acaso hay pruebas de su existencia? Como la propia Declaración de Durban afirma, “desgraciadamente ninguna sociedad es inmune” al racismo y la discriminación. El país centroamericano tampoco.

Costa Rica no escapa a las manifestaciones que se dan en todo el mundo y que tienen un especial arraigo en la región latinoamericana. Un estudio de The Council on Foreigh Relations determinó que en América Latina el 50% de la población estaría de acuerdo en la realización de expresiones, aunque estas sean ofensivas para ciertos grupos minoritarios, por encima de la media mundial que es del 35%.

La nueva investigación de Naciones Unidas y la firma COES, especialista en análisis de datos a través de sistemas de inteligencia artificial, encontró pruebas significativas de la presencia de discursos de odio y discriminación en redes sociales utilizadas en Costa Rica.

A través de sistemas inteligentes, que clasificaban, geolocalizaban y graficaban entradas de redes sociales, fueron registradas más de 548.000 conversaciones que contenían discursos de odio y discriminación en perfiles y páginas públicas de Facebook y Twitter, dirigidas particularmente a grupos y poblaciones específicas.

De dichas expresiones, el 69% tenía una intencionalidad directa de ofender mientras que el restante 31% se basaba en la emisión de prejuicios y estereotipos que, si bien no tenían necesariamente dicha intención, sí generaban discriminación hacia ciertas poblaciones.

Los emisores principales de estos discursos fueron los hombres (66% del total). En cuanto a la intencionalidad directa nuevamente los hombres fueron los que la emitieron con mayor frecuencia (63% de los casos contra 48% de mujeres). Las personas de 45 años o más registraron también la intencionalidad directa más alta (79% de los casos) y quienes viven en la capital San José (77% del total), fueron quienes emitieron más mensajes de este tipo.

Allegra Baiocchi, máxima representante de la ONU en Costa Rica, destacó que este es un estudio pionero en el país y en toda la región, que contribuye a la comprensión del fenómeno global, pero también al abordaje desde múltiples enfoques.

“Esta es una oportunidad para visibilizar la existencia de estos discursos, el rol de los medios y las redes sociales, así como la búsqueda de respuestas que debemos identificar y la creación de redes de instituciones y personas que deben involucrarse”, explica.

Combate a la xenofobia, la discriminación y la orientación sexual

Esta es la primera investigación de su tipo en Costa Rica y América Latina. Para identificar las más de 540.000 entradas, se identificaron conjuntos de palabras en perfiles públicos y páginas de Facebook y Twitter que se categorizaron a través de software de inteligencia artificial, para geolocalizarlos y clasificarlos por edad y género. Posteriormente la información capturada se procesó a través de otras herramientas informáticas para graficar y visualizar. El período de análisis fue del 1 de mayo de 2020 al 15 de junio de 2021.

El análisis por áreas permitió establecer tendencias y a su vez manifestaciones relacionadas con cada caso particular lo que permitirá, según Naciones Unidas, el establecimiento de estrategias diferenciadas de acción:

Xenofobia: Se registraron más de 181,000 conversaciones relacionadas con discursos de odio y discriminación. Las personas nicaragüenses son las más afectadas. Las reacciones son detonadas principalmente por coberturas mediáticas, sucesos y temas relacionados con crímenes. Hay evidencia de que la pandemia por COVID-19 potenció los mensajes de odio y discriminación.

Discapacidad: se registraron más de 1300 conversaciones que hacían referencia a discriminación ligada con alguna discapacidad. De estas 89% tenían una intencionalidad directa de atacar. Se utilizaban no necesariamente para dirigirse a personas con discapacidad, pero sí como referente para la ofensa.

Género: Se registraron más de 118.000 conversaciones relacionadas con discursos de odio y discriminación. Las expresiones están ligadas a términos ofensivos, que desvalorizan y descalifican la lucha por la igualdad de género y de derechos. Tales expresiones registran un aumento significativo en las conversaciones relacionadas con el Día Internacional de la Mujer. La exposición de fotografías y vídeos de mujeres sin su consentimiento en grupos públicos de mensajería fue un detonante de estas conversaciones. Los hombres son los principales emisores de los discursos de odio y discriminación basados en género.

Orientación sexual e identidad de género: Se registraron casi 99.000 entradas. Expresiones de atracción entre hombres fue lo que generó mayor cantidad de mensajes. Es frecuente el uso de palabras ofensivas, en su mayoría usadas por los hombres. El matrimonio igualitario generó un pico en las expresiones, pero más bien ligado a la posible adopción de menores. Las preferencias sexuales entre mujeres se asociaron con términos como “feminista” y “marimacha”, y existe una tendencia generalizada del género masculino que afirma que las mujeres lesbianas odian a los hombres.

Política: Se capturaron más de 69.000 entradas. La situación económica y las denuncias por corrupción son los principales detonantes. Se registra un aumento en los discursos de odio y discriminación con la activación de los procesos internos de partidos políticos para la elección de sus candidaturas a presidencia y diputaciones. Hay algunos partidos políticos que se ven mucho más afectados que otros y también personas ligadas a ciertas ideologías políticas.

Racismo: Cerca de 68.000 entradas fueron encontradas. Las poblaciones afrodescendientes (46% del total de expresiones) y asiáticas (20%) son las más afectadas. La mayor cantidad de expresiones tuvieron una intencionalidad neutral o negativa (no necesariamente con ánimo de ofender), pero preocupa la gran cantidad de estereotipos y prejuicios ligados a estas poblaciones.

Choque generacional: Se capturaron cerca de 7600 entradas. Las personas más jóvenes se sienten discriminadas por la asociación con ciertos géneros musicales, artistas, también por el cuestionamiento a sus capacidades de opinión de generaciones mayores que aseguran que los más jóvenes no tienen la experiencia o conocimiento para tener opiniones sólidas.

Mientras las personas mayores sufren de discursos discriminatorios por su desconocimiento de mecanismos de comunicación más visuales y términos modernos como cringe, ghosting, crush.

Un plan para erradicar los discursos de odio

La investigación fue acompañada bajo el liderazgo de la ONU, del Plan Costa Rica contra los discursos de odio y discriminación, iniciativa que incluye una serie de acciones estratégicas y herramientas para identificarlos y combatirlos.

El plan fue esfuerzo colectivo entre la Oficina del Asesor Especial sobre la Prevención del Genocidio, que dirige Alice Wairimu Nderitu, y el Sistema de las Naciones Unidas en Costa Rica, así como diversas entidades estatales, académicas, de la sociedad civil y activistas de toda Costa Rica.

Wairimu Nderitu explicó que su Oficina, encargada de supervisar la aplicación de la Estrategia y Plan de Acción contra el discurso de incitación al odio, ha brindado apoyo a diversos equipos en diferentes lugares y ha impulsado misiones políticas y de mantenimiento de la paz en todo el mundo. También recalcó que están particularmente satisfechos de haber ayudado a Costa Rica a avanzar en la lucha contra las expresiones de odio y discriminación.

El Plan Costa Rica contra discursos del odio y la discriminación “brinda una oportunidad a muchos actores relevantes para unirse contra el flagelo del discurso del odio en línea con los derechos humanos internacionales. De hecho, la lucha contra el discurso del odio sólo puede tener éxito si todos los sectores de la sociedad se comprometen a trabajar unidos”, agregó.

La iniciativa identificó ocho ejes de trabajo:

  • la atención de las causas estructurales
  • la atención a las víctimas
  • la identificación de socios y alianzas
  • la creación mecanismos de monitoreo y análisis
  • la educación contra el odio y la discriminación
  • el uso de tecnologías,
  • el desarrollo de campañas
  • la acción política

La ONU también anunció las primeras acciones en marcha del plan:

•La creación de un Observatorio contra los discursos de odio y la discriminación, bajo la dirección de la Universidad de Costa Rica.

•La generación de una alianza con la Cámara Nacional de Radio de Costa Rica para iniciar con un proceso de educación a personas adultas contra los discursos de odio y discriminación y que incluirá a más de 65 radioemisoras de todo el país.

•El lanzamiento de la campaña Unámonos contra la discriminación que responde a esta necesidad de educar y sensibilizar a todas las personas sobre la inclusión, el respeto de la diversidad y la lucha contra el odio y la discriminación.

“Por delante viene un trabajo de análisis, reflexión e identificación de alianzas. Estamos trabajando con instituciones, entidades y personas que quieren unirse a las Naciones Unidas para detener la discriminación, los discursos de odio y convertir en una realidad nuestra misión conjunta de no dejar a nadie atrás.  Necesitamos seguir con la comprensión de este fenómeno global y realizar un abordaje desde múltiples enfoques. Es una oportunidad también para la discusión sobre el rol de los medios y redes sociales, la legislación necesaria y la unión de esfuerzos de todos los sectores”, concluyó la Allegra Baiocchi.

Siguiendo los pasos de la Declaración de Durban

Este año se cumple el vigésimo aniversario de la histórica Conferencia Mundial contra el Racismo de 2001, donde se adoptó la Declaración y el Programa de Acción de Durban, nombre de la ciudad sudafricana donde se aprobaron.

La Declaración y el Programa de Acción de Durban consagran el firme compromiso de la comunidad internacional para combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia en el plano nacional, regional e internacional.

El hecho de haber reconocido que ningún país puede considerarse exento de racismo, que el racismo es una inquietud mundial, y que para combatirlo se debe emprender un esfuerzo universal, constituye un logro importante.

Aunque la Declaración y el Programa de Acción no son vinculantes en el ámbito legal, el documento tiene un fuerte valor moral y constituye la base para los esfuerzos en el ámbito de la defensa de causas a nivel mundial.

Tanto la Declaración como el Plan de Acción constituyen un documento integral y orientado a la acción que propone medidas concretas para combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia.

Su visión es holística, aborda una amplia gama de temas, y contiene medidas prácticas y recomendaciones trascendentales.

Fuente: ONU

Bachelet denuncia en Consejo Derechos Humanos el «racismo sistemático» en sociedades

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció la existencia de un «racismo sistemático» en las sociedades, y pidió que la comunidad internacional transforme las estructuras, instituciones y comportamientos que conducen a la discriminación de la población afrodescendiente.

«El asesinato de George Floyd (en EEUU) fue un punto de inflexión que desvió la atención del mundo hacia las violaciones de derechos humanos que habitualmente padecen los africanos y los afrodescendientes», afirmó Bachelet en la presentación de un informe sobre racismo durante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que precisamente se empezó a elaborar a partir de ese suceso.

La alta comisionada explicó que el racismo sistemático contra los africanos y afrodescendientes afecta a sus derechos «en todos los ámbitos de la vida», agravando las desigualdades, su marginalización y profundizando las diferencias en el acceso a oportunidades, recursos y poder, algo que aún es más patente en mujeres.

Además, Bachelet aseguró que estos obstáculos se ven agravados por el hecho de que las personas afrodescendientes no están lo suficientemente representadas en la toma de decisiones.

El informe demuestra que el racismo comienza en la infancia y que los niños afrodescendientes suelen sufrir discriminación en los colegios, tienen peores resultados académicos, y en algunas ocasiones incluso son tratados como criminales desde una edad temprana.

Bachelet aseguró que este colectivo sufre detenciones desproporcionadas, basadas en perfiles raciales, que dan lugar a sentencias más severas, incluida la imposición excesiva de la pena de muerte.

«Además, las fuerzas de seguridad rara vez rinden cuentas por violaciones de derechos humanos y delitos cometidos contra personas de ascendencia africana», agregó.

La alta comisionada, que se reunió con familias de personas afrodescendientes que fueron asesinadas por la policía, aseguró que su oficina ha recibido informaciones de 190 personas de este colectivo muertas a manos de las fuerzas de seguridad, la inmensa mayoría en Europa, Latinoamérica y Norteamérica.

La ONU examinó exhaustivamente siete muertes alrededor del mundo de afrodescendientes a manos de la policía, entre ellas las de George Floyd y Breonna Taylor en Estados Unidos, Adama Traoré en Francia, y varias personas más en Brasil, el Reino Unido y Colombia, encontrando que se repetían determinados patrones en todas ellas.

«Detrás del racismo sistemático y la violencia racial está la ausencia de un reconocimiento formal de las responsabilidades de los países que participaron o se beneficiaron de la esclavitud, el comercio transatlántico de africanos y el colonialismo«, insistió Bachelet.

La alta comisionada recomendó en su informe que las fuerzas de seguridad rindan cuentas por los delitos y las violaciones de derechos humanos y que se defienda la libertad de expresión y la seguridad de las personas que participan en las protestas contra el racismo.

Fuente: EFE

Violencia doméstica contra las mujeres: Reconoce los patrones, busca ayuda

La violencia doméstica es una amenaza grave para muchas mujeres. Conoce los signos de una relación abusiva y cómo alejarte de una situación peligroso.

Tu pareja se disculpa y dice que no volverá a tener una conducta hiriente — pero tienes miedo a que la tenga. A veces te preguntas si te estás imaginando el maltrato o si el dolor físico y emocional que sientes es real. Si esto te suena familiar, puedes estar sufriendo violencia doméstica.

Reconoce la violencia doméstica

La violencia doméstica, también llamada violencia de pareja, ocurre entre personas que tienen una relación íntima. La violencia doméstica puede adoptar muchas formas, entre ellas, el abuso emocional, sexual y físico, y las amenazas de abuso. La violencia doméstica puede darse en relaciones heterosexuales u homosexuales.

Las relaciones abusivas siempre conllevan un desequilibrio de poder y control. El abusador usa palabras y comportamientos intimidatorios e hirientes para controlar a su pareja.

Puede que no sea fácil identificar la violencia doméstica al principio. Aunque algunas relaciones son claramente abusivas desde el principio, el abuso suele comenzar de manera sutil y empeora con el tiempo. Puede que estés experimentando violencia doméstica si estás en una relación con alguien que:

• Te insulta, te denigra o te desprecia

• Te impide o desalienta ir a trabajar o estudiar, o ver a familiares o amigos

• Trata de controlar cómo gastas el dinero, dónde vas, qué medicamentos tomas o qué ropa usas

• Es celoso o posesivo, o constantemente te acusa de serle infiel

• Trata de controlar si puedes ver a un proveedor de atención médica

• Te amenaza con violencia o con un arma

• Te da golpes, patadas, empujones o bofetadas, te estrangula o te produce cualquier otro daño a ti, tus hijos o tus mascotas

• Te obliga a tener relaciones sexuales o a participar en actos sexuales contra tu voluntad

• Amenaza con contar a amigos, familiares, compañeros de trabajo o miembros de la comunidad sobre tu orientación sexual o identidad de género

• Si eres lesbiana, bisexual o transgénero, también podrías estar experimentando violencia doméstica si estás en una relación con alguien que:

• Te dice que las autoridades no ayudarán a una persona lesbiana, bisexual o transgénero

• Te dice que, si cortas con la relación, estás admitiendo que las relaciones lesbianas, bisexuales o transgénero son anormales

• Dice que las mujeres no pueden ser violentas

• Justifica el abuso diciéndote que no eres «realmente» lesbiana, bisexual o transgénero

No te eches la culpa

Es posible que no esté lista para buscar ayuda porque crees que eres, al menos en parte, culpable del abuso en la relación. Se pueden mencionar las siguientes razones:

Tu compañero te culpa por la violencia en tu relación. Las parejas abusivas rara vez asumen la responsabilidad de sus actos.

Tu pareja solo muestra un comportamiento abusivo contigo. Los abusadores suelen preocuparse por las apariencias externas, y les pueden parecer encantadores y estables a las demás personas ajenas a tu relación. Esto puede hacerte creer que sus acciones solo pueden explicarse por algo que tú hayas hecho.

Los terapeutas y médicos que te ven sola o con tu pareja no han detectado ningún problema. Si no le has dicho a tu médico o a otros proveedores de atención médica sobre el abuso, es posible que solo tomen nota de los patrones no saludables en tu pensamiento o comportamiento, lo que puede llevar a un diagnóstico erróneo. Por ejemplo, las sobrevivientes de violencia doméstica pueden desarrollar síntomas que se asemejan a los trastornos de la personalidad. La exposición a la violencia doméstica también aumenta el riesgo de sufrir afecciones de salud mental como depresión, ansiedad y trastorno por estrés postraumático. Si tus proveedores de atención médica se enfocan en tus síntomas, esto podría empeorar tu temor de que tú seas responsable del abuso en tu relación.

Has actuado verbal o físicamente contra tu abusador, gritando, empujando o golpeándolo durante los conflictos. Es posible que te preocupe que tú también seas abusiva, pero es mucho más probable que hayas actuado en defensa propia o con un intenso sufrimiento emocional. El abusador puede usar tales incidentes para manipularte, describiéndolos como prueba de que tú eres el miembro abusivo de la pareja.

Si tienes problemas para identificar lo que está sucediendo, toma distancia y analiza los principales patrones de tu relación. Luego, analiza los signos de violencia doméstica. En una relación abusiva, la persona que usa estos comportamientos de manera rutinaria es el abusador. La persona del lado receptor está siendo abusada.

El embarazo, los niños y el abuso

A veces, la violencia intrafamiliar comienza, o aumenta, durante el embarazo, lo cual pone en riesgo tu salud y la del bebé. El peligro continúa después del nacimiento.

Incluso si tu hijo no es abusado, el simple hecho de ser testigo de la violencia intrafamiliar puede ser perjudicial. Los niños que crecen en hogares abusivos tienen más probabilidades que otros de ser abusados y de tener problemas de conducta. En la adultez, es más probable que se conviertan en abusadores o que piensen que el abuso es una parte normal de las relaciones.

Puede que te preocupe que decir la verdad te ponga en peligro, o ponga en peligro a tu hijo o a otros miembros de la familia, y que pueda romper tu familia, pero buscar ayuda es la mejor manera de proteger a tus hijos y de protegerte tú.

Rompe el ciclo

Si te encuentras en una situación de abuso, es posible que reconozcas este patrón:

• El abusador amenaza con emplear la violencia

• El abusador ataca

• El abusador se disculpa, promete cambiar y ofrece regalos

• Este ciclo se repite una y otra vez

En general, la violencia se vuelve más frecuente y grave con el tiempo. Cuanto más tiempo permanezcas en una relación abusiva, mayores serán las consecuencias físicas y emocionales. Podrías sufrir depresión o ansiedad, o comenzar a dudar de tu capacidad para cuidarte. Podrías sentirte indefenso o paralizado.

Desafíos únicos

Si eres inmigrante, es posible que dudes en buscar ayuda por miedo a la deportación. Las barreras lingüísticas, la falta de independencia económica y el apoyo social limitado pueden aumentar tu aislamiento y afectar tu capacidad para acceder a los recursos.Las leyes de los Estados Unidos garantizan la protección contra el abuso doméstico, independientemente de tu condición de inmigrante. Tienes a tu disposición recursos gratuitos o de bajo costo, incluidos abogados, refugio y atención médica para tus hijos y para ti. Además, podrías ser elegible para recibir las protecciones legales que permiten a los inmigrantes que sufren violencia doméstica permanecer en los Estados Unidos.Llama a una línea nacional de ayuda para la violencia doméstica para pedir asesoramiento. Estos servicios son gratuitos y confidenciales.

Si es una mujer mayor, puede que te enfrentes a retos relacionados con tu edad y con la duración de tu relación. Puede que hayas crecido en una época en la que no se hablaba de la violencia doméstica. Tú o tu pareja podrían tener problemas de salud que aumentan tu dependencia o sentido de responsabilidad.

Si te encuentras en una relación entre personas del mismo sexo, es menos probable que busques ayuda después de una agresión si no quieres revelar tu orientación sexual. Si te ha agredido sexualmente otra mujer, también podrías temer que no te crean.

La única manera de terminar con el ciclo de la violencia doméstica es actuando. Empieza por contarle a alguien sobre el abuso, ya sea a un amigo, un ser querido, un proveedor de atención médica u otro contacto cercano. También puedes llamar a una línea nacional de ayuda para la violencia doméstica.

Al principio, puede que te resulte difícil hablar del abuso. Pero debes entender que no estás solo y que hay gente que puede ayudarte. También es probable que sientas alivio y recibas el apoyo que tanto necesitas.

Crea un plan de seguridad

Dejar a un abusador puede ser peligroso. Considera la posibilidad de tomar estas precauciones:

• Llama a un refugio para mujeres o a una línea de ayuda para la violencia doméstica para pedir consejo. Haz la llamada en un momento seguro (cuando el abusador no esté cerca) o desde la casa de un amigo u otro lugar seguro.

• Prepara un bolso de emergencia que incluya los artículos que necesitarás cuando te vayas, como ropa adicional y llaves. Deja el bolso en un lugar seguro. Ten a mano los papeles personales importantes, el dinero y los medicamentos recetados para poder llevarlos contigo con poca antelación.

• Planifica exactamente dónde irás y cómo llegarás allí.

Protege tus medios de comunicación y tu ubicación

Un abusador puede usar la tecnología para controlar tu teléfono y comunicación en línea y rastrear tu ubicación. Si te preocupa tu seguridad, busca ayuda. Para mantener tu privacidad:

Usa los teléfonos con precaución. El abusador podría interceptar las llamadas y escuchar tus conversaciones. Puede usar el identificador de llamadas, revisar tu teléfono celular o buscar en tus registros de facturación telefónica para ver tu historial de llamadas y mensajes de texto.

Usa la computadora de tu casa con precaución. El abusador podría usar spyware para vigilar tus mensajes de correo electrónico y los sitios web que visitas. Considera la posibilidad de usar una computadora en el trabajo, en la biblioteca o en la casa de algún amigo para buscar ayuda.

Quita los dispositivos GPS de tu vehículo. El abusador podría usar un dispositivo GPS para localizar tu ubicación.

Cambia con frecuencia tu contraseña de correo electrónico. Elige contraseñas que el abusador no pueda adivinar.

Limpia el historial de visitas. Sigue las instrucciones del navegador para borrar cualquier registro de sitios web o gráficos que hayas visto.

Dónde buscar ayuda

En caso de emergencia, llama al 911, a tu número de emergencia local o a la agencia de policía. Los siguientes recursos también pueden ayudar:

Alguien en quien confíes. Acude a un amigo, un ser querido, un vecino, un compañero de trabajo o un consejero religioso o espiritual para que te apoye.

Tu proveedor de atención médica. Los médicos y el personal de enfermería tratarán las lesiones y podrán remitirte a una vivienda segura y otros recursos locales.

Un refugio para mujeres o centro de crisis. Los refugios y los centros de crisis brindan refugio de urgencia las 24 horas, así como también asesoramiento en asuntos legales y servicios de defensa y apoyo.

Un centro de asesoramiento psicológico o de salud mental. En la mayoría de las comunidades existen grupos de asesoramiento y apoyo para las mujeres en relaciones abusivas.

Un tribunal local. El tribunal de distrito puede ayudarte a obtener una orden de restricción que ordena legalmente al abusador a mantenerse alejado de ti o a enfrentarse a un arresto. Los abogados locales pueden guiarte a través del proceso.

No es fácil reconocer o admitir que estás en una relación abusiva, pero siempre puedes pedir ayuda. Recuerda, nadie merece ser abusado.

Afroamiga te recomienda que si necesitas ayuda u orientación no dudes en contactarte a través de la línea de atención nacional 0800-MUJERES (0800-6853737) en donde te proporcionarán la ayuda y acompañamiento necesario.

Fuente: mayoclinic.org

La violencia de género en situaciones de emergencia

La violencia basada en el género (VBG) es un término utilizado para describir los actos perjudiciales perpetrados en contra de una persona sobre la base de las diferencias que la sociedad asigna a hombres y mujeres. Mientras que se entiende a veces que la interpretación más amplia de la violencia de género incluye tipos específicos de violencia contra hombres y niños, tanto históricamente como en la actualidad el término se utiliza principalmente como una forma de poner de relieve la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas a las diversas formas de violencia en los lugares donde son víctimas de la discriminación porque son mujeres. Entre los ejemplos de violencia de género que afectan a las mujeres y las niñas en todo su ciclo vital cabe destacar: el aborto selectivo por razones de género, las diferencias en el acceso a la alimentación y los servicios, la explotación y el abuso sexual, el matrimonio infantil, mutilación/ablación genital femenina, el acoso sexual, el abuso en el precio de la dote, los asesinatos de honor, la violencia doméstica o íntima, la privación de la herencia o de los bienes, y el maltrato de las personas mayores.

Un aspecto fundamental de la violencia de género contra las mujeres y las niñas es que la violencia se utiliza en las culturas de todo el mundo como una forma de preservar y mantener la subordinación de la mujer con respecto al hombre. En otras palabras, los actos de violencia contra las mujeres y las niñas son a la vez una expresión y una manera de reforzar la dominación masculina, no sólo sobre las mujeres y las niñas individuales, sino las mujeres como una clase entera de personas. La violencia tiene sus raíces en los desequilibrios de poder y desigualdad estructural entre hombres y mujeres.

Aclarar que la discriminación de género es un elemento central en la comisión de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas refuerza las obligaciones de los estados para trabajar hacia la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas como parte de sus responsabilidades para proteger y promover los derechos humanos universales. 

En estos casos, la comunidad humanitaria tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad, el bienestar y los derechos de las personas en riesgo de violencia de género, independientemente de si existen datos sobre el verdadero alcance del problema. Es probable que los datos disponibles sobre la violencia de género, incluidos informes de la policía, jurídicos, médicos o de otras fuentes, sólo representen una proporción muy pequeña del número real de incidentes de violencia de género. Por lo tanto, se debe asumir que la violencia de género será un problema en toda situación de emergencia, lo que requiere que todos los actores humanitarios (por ejemplo, las personas que trabajan dentro y fuera de los sectores de agua y saneamiento, salud, nutrición, logística, educación, protección, etc.) tomen medidas para hacerle frente.

En caso de emergencia, los sistemas de protección de la infancia –incluidas las leyes, políticas, normas y servicios en todos los sectores sociales, en especial de bienestar social, educación, salud y seguridad– se debilitan e interrumpen. El desplazamiento y la separación de las familias y las comunidades colocan a las mujeres y las niñas en mayor riesgo de violencia y abuso. La violencia sexual puede ser utilizada como método de guerra para brutalizar e infundir miedo a la población civil.

De acuerdo con Directrices sobre la violencia basada en el género en situaciones de crisis humanitaria , del Comité Permanente entre Organismos, UNICEF se compromete con los principios de seguridad, confidencialidad, respeto y no discriminación centrados en la persona sobreviviente, que tratan de minimizar el daño y maximizar la eficiencia de las intervenciones de prevención y de respuesta. El enfoque de UNICEF para hacer frente a la violencia de género reconoce que la lucha contra la violencia de género requiere una estrategia integral que dé prioridad al acceso a los servicios y fomente a la vez un entorno protector por medio de la coordinación de la prevención de la violencia de género y las actividades de respuesta de todos los actores humanitarios. UNICEF y sus aliados apoyan las reformas de las políticas y la implementación de mecanismos para fomentar un entorno protector para mujeres, niñas, hombres y niños. UNICEF promueve el fortalecimiento de la capacidad del personal de salud, bienestar social, justicia y seguridad para reconocer y controlar la violencia de género mientras que proporciona a los sobrevivientes unos servicios rápidos y respetuosos. Por último, UNICEF apoya los debates de la comunidad que abordan las normas de discriminación para cambiar los comportamientos nocivos y poner fin a la violencia de género.

Fuente: UNICEF