Bachelet denuncia en Consejo Derechos Humanos el “racismo sistemático” en sociedades

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció la existencia de un “racismo sistemático” en las sociedades, y pidió que la comunidad internacional transforme las estructuras, instituciones y comportamientos que conducen a la discriminación de la población afrodescendiente.

“El asesinato de George Floyd (en EEUU) fue un punto de inflexión que desvió la atención del mundo hacia las violaciones de derechos humanos que habitualmente padecen los africanos y los afrodescendientes”, afirmó Bachelet en la presentación de un informe sobre racismo durante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que precisamente se empezó a elaborar a partir de ese suceso.

La alta comisionada explicó que el racismo sistemático contra los africanos y afrodescendientes afecta a sus derechos “en todos los ámbitos de la vida”, agravando las desigualdades, su marginalización y profundizando las diferencias en el acceso a oportunidades, recursos y poder, algo que aún es más patente en mujeres.

Además, Bachelet aseguró que estos obstáculos se ven agravados por el hecho de que las personas afrodescendientes no están lo suficientemente representadas en la toma de decisiones.

El informe demuestra que el racismo comienza en la infancia y que los niños afrodescendientes suelen sufrir discriminación en los colegios, tienen peores resultados académicos, y en algunas ocasiones incluso son tratados como criminales desde una edad temprana.

Bachelet aseguró que este colectivo sufre detenciones desproporcionadas, basadas en perfiles raciales, que dan lugar a sentencias más severas, incluida la imposición excesiva de la pena de muerte.

“Además, las fuerzas de seguridad rara vez rinden cuentas por violaciones de derechos humanos y delitos cometidos contra personas de ascendencia africana”, agregó.

La alta comisionada, que se reunió con familias de personas afrodescendientes que fueron asesinadas por la policía, aseguró que su oficina ha recibido informaciones de 190 personas de este colectivo muertas a manos de las fuerzas de seguridad, la inmensa mayoría en Europa, Latinoamérica y Norteamérica.

La ONU examinó exhaustivamente siete muertes alrededor del mundo de afrodescendientes a manos de la policía, entre ellas las de George Floyd y Breonna Taylor en Estados Unidos, Adama Traoré en Francia, y varias personas más en Brasil, el Reino Unido y Colombia, encontrando que se repetían determinados patrones en todas ellas.

Detrás del racismo sistemático y la violencia racial está la ausencia de un reconocimiento formal de las responsabilidades de los países que participaron o se beneficiaron de la esclavitud, el comercio transatlántico de africanos y el colonialismo“, insistió Bachelet.

La alta comisionada recomendó en su informe que las fuerzas de seguridad rindan cuentas por los delitos y las violaciones de derechos humanos y que se defienda la libertad de expresión y la seguridad de las personas que participan en las protestas contra el racismo.

Fuente: EFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s