Raíces africanas de Venezuela

Al hablar sobre la cultura venezolana es imposible desligarla de sus raíces africanas.

Desde los tiempos de la colonización, durante los siglos XVI y XVII, la llegada de la esclavitud al continente americano no solo trajo la injusta y triste trata de negros. Los africanos trajeron consigo su cultura y tradiciones, comidas, música, artesanías, danzas y rituales.

A ellos les debemos nuestra idiosincrasia latino-venezolana, producto del mestizaje de tres culturas: la indígena, la europea y la africana. Especialmente a los provenientes de Angola, Guinea y el Congo, quienes fueron nuestros primeros pobladores africanos.

Por ser más fuertes que los indígenas, los españoles los preferían para hacer los trabajos más arduos y dolorosos. Estaban a cargo del cultivo del cacao. Sus rituales, música y danzas los ayudaron no solo a mantener su cultura, sino a sobrevivir ante una vida llena de injusticias y maltratos. De esta manera podían escapar física y psicológicamente a la terrible esclavitud.

Mientras en Brasil se desarrollaba el Capoeira, un arte marcial que se disfrazaba de una danza que servía de protección y resistencia a los colonizadores, en Venezuela se estaba creando el estilo musical que se denomina Tambores, música afrocaribeña de las costas venezolanas, proveniente de ritmos primitivos del Congo.

De esta forma, podían desahogarse, conspirar en contra de los españoles y hasta conquistar a sus amadas. Barlovento es un pueblo que está en el estado Miranda, muy cerca de Caracas, todavía da testimonio de estas raíces africanas, manteniendo su autenticidad cultural africana.

Por otra parte, durante ese mismo período de la historia venezolana, los misioneros católicos europeos implementaron una colonización pacífica por medio del catolicismo, dentro de la cultura indígena y africana. Para esta última jugó un papel importante el desarrollo de sus celebraciones paganas originadas en Latinoamérica, como es el caso de las prácticas de Santerismo y adoraciones a dioses africanos. Es lo que se denomina en Venezuela como “celebraciones afrocatólicas”. Los negros se convirtieron al catolicismo y de esta manera pudieron continuar con sus rituales adorando a la misma vez a los santos católicos.

Hay celebraciones que aún siguen vigente en muchos pueblos venezolanos y que la mayoría forman parte de las fiestas del solsticio de verano, caracterizadas por el clima caliente y la época de la fertilidad. Las fiestas más importantes influenciadas por la cultura afrocatólica son el Carnaval del Callao, San Juan Bautista, Cruz de Mayo, Fiesta de San Benito, Fiesta de San Pedro, los Diablos de Yare, el Corpus Christi y la Parranda de negros, Los pintados, Negros de la plaza, entre otras

El 24 de marzo de 1854 se abolió la esclavitud en Venezuela bajo la presidencia de José Gregorio Monagas, convirtiéndose en uno de los primeros países hispanos junto con Perú y Argentina. Cabe destacar que Simón Bolívar intentó abolirla en años anteriores. Para el Libertador tanto los criollos, mulatos, indígenas y negros formaban parte de la Venezuela libre y unida con la que él soñaba, durante su lucha por la independencia. Gracias al apoyo de los esclavos, hijos de africanos, Venezuela logró su independencia en 1810.

Los afrovenezolanos incorporaron la creación y utilización de máscaras para muchas de sus celebraciones, así como la construcción y empleo de sus propios instrumentos musicales, los tambores como el bumbac venezolano, el puya y cumaco, entre otros.

Fuente: Sentir Venezuela

Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s