África para niños

Breve historia de África para niños

África es el continente más cercano a Europa y, sin embargo, ¡qué poco sabemos de él! En realidad, no ha sido hasta estas últimas décadas cuando, poco a poco, nos hemos ido acercando a gran escala hasta los 55 países que la componen y aprendiendo sobre su historia y sus costumbres, pero ¿qué esconde la historia del continente africano y cómo podemos acercar África a los niños?

África es el tercer continente más grande del planeta y su nombre corresponde a la palabra que usaban los antiguos romanos para referirse a todos los países al sur del Mediterráneo (Afri).

Mucho antes, hace 300.000 años, de África surgió el Homo sapiens desde donde se expandió por todo el mundo. En otras palabras, África es la cuna de la civilización. ¡Y todos llevamos algo de África dentro!

En este acercamiento de la historia de África para niños, podemos contextualizar a través de los siguientes datos históricos:

• Hoy día, todo el norte de África son países árabes porque en el siglo VII estos invadieron el norte del continente.

• En cambio, los países del África negra estuvieron relativamente aislados hasta las primeras expediciones europeas en el siglo XVII, en las que Portugal, Francia, España, Bélgica Alemania e Italia se repartieron los países de todo el continente. Antes de todo esto, ¡fue región de grandes imperios! Aksum, Kanem-Bornu, Senegambia, Sennar, Jolof…

El reparto de África entre 1880 y la Primera Guerra Mundial (1914-1918) por parte de las potencias coloniales provocó crisis económicas, sociales y culturales que todavía perduran debido al hecho de que las fronteras se dividieron sobre un plano desde Europa sin respetar la tradición de los pueblos.

En el siglo XX, la discriminación en África fue una realidad: es lo que se conoce como apartheid (separación) en los países de Sudáfrica y Namibia.

África en los mapas

Si bien todos tenemos una imagen más o menos clara del continente africano, la realidad es que más allá de los más de cincuenta países, el Nilo y los dos grandes desiertos de los que la mayoría de nosotros hemos oído hablar —Sáhara y Kalahari—, los niños aprenderán que África es una extensión enorme (¡como casi sesenta veces España!), con la sabana como principal ecosistema (aunque ni mucho menos el único) y 1.500 idiomas repartidos en cuatro grandes familias lingüísticas.

Los niños que se acerquen a África, aunque sea en imágenes, descubrirán:

Los 5.892 metros de altura del monte Kilimanjaro, en Tanzania, con sus tres volcanes inactivos y sus paredes de hielo en la cumbre.

El majestuoso Nilo, que más allá de cruzar El Cairo y Alejandría, fluye a lo largo de diez países de toda África. Nace en Burundi, en la región de los grandes lagos, y llega hasta el Mediterráneo.

• En la región de los grandes lagos, el lago Victoria es el más conocido de todos por tratarse del segundo lago de agua dulce más grande del mundo.

• El desierto del Sáhara, el desierto del Kalahari y el desierto de Namibia son tres de los nueve grandes desiertos que cubren una gran extensión de toda África. El desierto del Sáhara es casi tan grande como toda China o EEUU y algunas de sus dunas han alcanzado los 193 m de altura. En los desiertos hace muchísimo calor y apenas llueve, por eso, solo algunos animales se han adaptado a este ecosistema: entre los mamíferos están los camellos y los dromedarios.

Algunos humanos han vivido y viven en el desierto: se trata de los beduinos, palabra que en árabe significa moradores del desierto y son nómadas, es decir, personas que no viven en un lugar fijo, sino que viajan durante toda su vida.

Los suricatos, como Timón de El rey león, ¡también viven en el desierto! Aunque en otros dos: el del Kalahari y el Namib. Por ello, en la realidad, sería difícil que se encontrase con Pumba, un facóquero, que preferirá las sabanas áridas y húmedas como las que hay al sur del Sáhara.

¿Qué pueden aprender los niños sobre África?

África es un continente con una flora y una fauna asombrosa: en este continente vive el elefante africano (Loxodonta africana), el animal más grande del mundo —que pesa entre 5,4 y 6 toneladas—; la jirafa (Giraffa camelopardalis), que puede alcanzar la altura de un edificio de seis metros de altura o los hipopótamos (Hippopotamidae), que están considerados la familia de animales más peligrosos de África y que, tristemente, ha sido cazado hasta solo encontrarse hoy en algunos puntos del centro y el sur del continente cuando hace cien años se extendían hasta alcanzar el desierto del Sáhara e incluso ascendían por el Nilo. También el leopardo, que se adapta casi a cualquier ecosistema, o el búfalo y su enemigo natural, el león, que vive en sabanas y herbazales y es el símbolo más conocido de toda África.

En el mundo vegetal, África puede ser para los niños un lienzo enorme que se abre a su imaginacióncon plantas nativas del sur del continente que crecen bajo tierra, como la Hydnora africana, árboles de leyenda como el baobab que apareció en el famoso libro El principito, o la violeta africana, que ha sido exportada a medio mundo.

También las leyendas y las historias tradicionales pueden ser fuente de inspiración para el aprendizaje de valores humanos y sociales de África a los niños y niñas, por ejemplo:

• El elefante y la lluvia

• Ubuntu

• El baobab

Fuente: ayudaenaccion.org

Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s